Por qué las barreras del idioma pueden restar eficacia a los ensayos clínicos

Descubre cómo romper las barreras del idioma ayuda a incrementar la diversidad en pruebas clínicas, una necesidad cada vez más reconocida a la hora de garantizar la eficacia de medicamentos en todos los sectores de la población mundial.

Índice

Internacionalización Marketing de contenidos Traducción PYMEs

Por-que-las-barreras-del-idioma-pueden-restar-eficacia-a-los-ensayos-clinicos.jpg

La necesidad de diversidad en los ensayos clínicos para alcanzar resultados válidos extrapolables a toda la población es cada vez más reconocida. Sin embargo, todavía resulta complicado encontrar participantes para que esa diversidad quede reflejada en los estudios. Uno de los motivos tiene que ver con las barreras del idioma, y ese es uno de los puntos que deben mejorarse para que los productos farmacéuticos sean efectivos para todas las personas.

La homogeneidad en los ensayos clínicos

Si bien ya se empiezan a realizar algunos movimientos a favor de alcanzar cierta diversidad en los ensayos clínicos, todavía domina una gran homogeneidad.

Actualmente, la mayoría de las pruebas clínicas son llevadas a cabo en solo 5 países. Estados Unidos se encuentra en la cabeza de la lista, y a pesar de tratarse de una nación altamente diversa, la gran mayoría de los participantes siguen siendo ‘blancos de origen europeo-americano’ y generalmente en edad universitaria.

Rusia, Alemania y Polonia también son muy activos en la realización de ensayos clínicos. Pero sus poblaciones no representan en absoluto la heterogeneidad de la población mundial.

En definitiva, lo que está sucediendo es que los medicamentos se ensayan en un pequeño sector de la población, y los hallazgos resultantes se aplican de manera global.

La necesidad de mejorar la diversidad en las pruebas clínicas

Los fármacos pueden tener diferente eficacia dependiendo del grupo étnico en el que se administran, debido a que sus miembros comparten ciertas características genéticas. Por ejemplo, parece que los antivirales que se emplean para tratar la hepatitis C no son tan eficaces en hispanos; o, también, los antipsicóticos y antidepresivos son metabolizados más rápidamente en pacientes de origen asiático.

Del mismo modo, se ha visto que las bases genéticas que determinan el asma en la población europea de Estados Unidos no son las mismas que las de sus compatriotas afroamericanos. Y, tal vez, sea esa una de las causas por las que un niño negro tiene bastantes más probabilidades de morir de esa condición que un niño blanco en la misma sociedad.

Para resolver algunos de estos problemas de eficacia que se vienen observando, mejorar la diversidad de los participantes en ensayos clínicos se convierte en una necesidad que los farmacólogos llevan años poniendo de manifiesto. Así, al comprender cuál es el efecto de los medicamentos en poblaciones de distintas herencias génicas, es posible ajustar los tratamientos para que sean más eficaces en cada segmento de la población.

La importancia de romper las barreras del idioma para los ensayos clínicos

Cada vez hay más conciencia sobre la necesidad de diversidad en ensayos clínicos y, sin embargo, la idea no termina de consolidarse a nivel práctico en numerosas ocasiones. Existen ciertas dificultades que impiden incluir una mayor diversidad en las pruebas clínicas, en muchos casos, porque no resulta fácil encontrar personas de diferentes grupos étnicos dispuestas a participar en ellas por causas no bien del todo analizadas.

En cualquier caso, parece que el lenguaje puede funcionar como una herramienta muy útil a la hora de conseguir incluir una mayor diversidad de participantes. Las barreras del idioma pueden impedir que los pacientes sean informados de los ensayos. Esto es así porque los médicos son menos proclives a comentar estos temas con pacientes cuando existe alguna barrera de este tipo, pues la comunicación se ve dificultada.

En este sentido, para aumentar la participación de ciertos grupos étnicos, sería conveniente que existiera una mayor proporción de médicos representativos de colectivos minoritarios. Y también, resultaría altamente interesante la presencia de apoyo lingüístico en algunos centros.

En estos apoyos de traducción médica profesional, se han de considerar además cuestiones como el nivel de educación, de conocimiento médico o de conciencia sobre la salud que tiene el paciente. Asimismo, se debe mantener un enfoque cultural que permita acercarse y ganarse la confianza de los mismos.

Para garantizar la diversidad en los ensayos clínicos, el lenguaje y la traducción se convierten en piezas clave para lograrlo. Desde Gear Translations ofrecemos un servicio de traducción médica especializado y una plataforma tecnológica inteligente para ayudar a las empresas farmacéuticas a agilizar sus procesos de traducción.

Los Casos de nuestros clientes de los sectores de Salud&Belleza, Seguridad y Manufactura te ayudarán a conocer cómo les ayudamos a optimizar sus estrategias de internacionalización.

Comienza ahora solicitando tu presupuesto con Gear Translations.