La industria cosmética afianza su crecimiento en China

La industria cosmética se abre camino en el mercado chino. Te contamos cómo puedes seguir la estela de empresas que ya están marcando la diferencia​

Índice

Internacionalización Marketing de contenidos Traducción PYMEs

La-industria-cosmetica-afianza-su-crecimiento-en-China.jpg

Hace tan solo unos días, se ha conocido que la industria cosmética española está afianzando su crecimiento en el mercado chino. Las ventas que ahora crecen de forma exponencial, comenzaron a despegar desde 2015, si bien los mejores resultados para las cosméticas españolas llegaron en 2017 y las previsiones para este año son alcistas.

España podría acabar el año como sexto proveedor internacional de productos de cosmética para el gigante chino, solo por detrás de Francia entre los proveedores europeos.

Entre los factores de crecimiento destacan principalmente la expansión de las compras online -que para el sector cosmético en China ya alcanza el 25%- y la identificación de los cosméticos españoles como productos bien diferenciados, innovadores, de alta calidad y con mucho diseño.

Además, las marcas que ya lideran el posicionamiento de la marca España en China, están sabiendo gestionar las tendencias digitales, introduciendo sus productos en plataformas digitales referencia del país como Tmall (de Alibabá) o DJ y canalizando la generación de demanda a través de influencers locales y las redes sociales.

Un sector que genera más de 47.000 millones de euros al año es una gran oportunidad para la industria cosmética. Si bien, para superar la barrera cultural en un país en el que no solo el idioma es distinto es un gran reto a salvar para subirse al tren de la internacionalización.

Cómo conquistar un mercado potencial con más de 1.300 millones de habitantes

El mercado chino cuenta con más de 1.300 millones de habitantes y es la primera economía mundial por PIB. De modo que, una pequeña cuota de mercado puede significar grandes cifras de ventas.

Por ello, las empresas industriales españolas y especialmente las cosméticas -que ya saben dónde está la oportunidad- deben comenzar a trabajar su estrategia de comunicación y comercialización en el país asiático.

Y en esa estrategia de negocio, traducir los contenidos empresariales al chino es esencial. Los clientes potenciales -en el caso de las cosméticas, principalmente mujeres de la generación Millennial- necesitan conocer la propuesta de valor de la marca -especificaciones del producto, qué distingue el producto de la competencia o por qué deberían elegir un determinado producto- en su idioma.

Y contar con contenidos actualizados de forma frecuente, al ritmo de las redes sociales que han permitido popularizar nuestro país como proveedor de referencia.

Algunos pasos clave que deben seguir las empresas para comunicarse en el mismo lenguaje que sus potenciales clientes:

Determinar qué contenidos empresariales necesitan traducir: documentación legal y contratos, documentación de producto y material comercial (tanto para el cliente final como para distribuidores).

Seleccionar un proveedor de traducción especializado que trabaje como socio de confianza a lo largo de toda la estrategia. Este paso es clave ya que no es fácil contar con empleados que dominen a nivel nativo el chino y tampoco lo es hacer un borrador o usar una aplicación gratuita para “traducir unos textos” sin correr el riesgo de provocar un desastre.

Es recomendable trabajar con un equipo de traductores nativos que dominen el idioma y que estén al día de la actualidad en China, especialmente para llegar a un público joven experto en tecnologías e Internet.

El control de calidad también es fundamental en el proceso de traducción. Para las personas que no son chino parlantes es difícil controlar la calidad de la traducción, por lo que también es recomendable confiar en proveedores que ya cuenten con procedimientos de control de calidad.

Con la plataforma de Gear Translations se simplifican los procesos manteniendo altos estándares de calidad. Nuestros clientes pueden traducir sus contenidos empresariales en más de 21 idiomas, eligiendo el tipo de traducción de acuerdo a la complejidad técnica de los textos, y con plazos de entrega a partir de las 5 horas.

Todo ello en una plataforma centralizada desde la que gestionar todas las traducciones corporativas de forma ágil, con una biblioteca de traducciones y base terminológica donde consultar cualquier trabajo o término de forma rápida.

Además el algoritmo inteligente de nuestro sistema permite reconocer todo el contenido previamente traducido de forma que se descuenta cuando solicitas tu presupuesto online.

En Gear Translations podemos ayudarte a acortar el camino hacia el éxito en nuevos mercados.