Consejos para superar la barrera cultural en los negocios

¿Quieres aprender a superar la barrera cultural en los negocios? No te pierdas este artículo en el que te aportamos consejos prácticos y útiles para conseguirlo

Índice

Internacionalización Marketing de contenidos Traducción PYMEs

img/Consejos-para-superar-la-barrera-cultural-en-los-negocios.jpg

Siempre insistimos en que la base de una estrategia efectiva para internacionalizar tu negocio es la comunicación.

Que tus posibles clientes comprendan tu propuesta de valor en su propio idioma o al menos en uno más universal -como el inglés- es básico para poder establecer relaciones con clientes o distribuidores y vender en otros mercados.

Pero, a veces, no vale con dominar otro idioma, sino que en la comunicación hay que tener en cuenta las características de otras culturas como comportamientos, estilos de comunicación y normas sociales.

Y, a la hora de superar la barrera cultural en los negocios es donde muchas compañías fallan.

Vamos a ver cuáles son las principales diferencias culturales que pueden suponer un desafío y algunas pautas para superar la brecha cultural.

Afrontar el desafío de las diferencias culturales

Mimetizarte con otras culturas

Trabajar en otros mercados también significa muchas veces hacerlo en otras culturas. Es decir, que las diferencias no se limitan al idioma, sino también a la forma de relacionarse y hacer negocios.

Y dado que un proyecto de internacionalización requiere un gran esfuerzo para cualquier compañía, merece la pena tenerlo en cuenta, porque puede ser determinante para seguir adelante o cancelar un negocio.

Para esto, es recomendable que te informes de forma exhaustiva acerca del contexto cultural del país/mercado (puedes comenzar a ponerte al día en nuestra entrada Inteligencia cultural, ¿la puerta para abrir tu negocio al mundo? donde analizamos cómo se hace negocios en diferentes países/culturas).

Y también lo es que “te pongas en los zapatos” de la otra parte. Intentar comprender por qué en otras culturas se siguen unas determinadas costumbres o se comportan de forma diferente. Lo habitual es que lo miremos desde nuestro prisma, es decir, que intentemos dar una respuesta a esas otras formas de hacer las cosas mirando desde nuestro lado. Pero comprender ‘de verdad’ a tu interlocutor te será de gran utilidad.

Otro punto importante para superar la barrera cultural en los negocios es conocer cómo se estructura la sociedad y de qué forma se comunican las personas. Por ejemplo, en países asiáticos y árabes se prefiere llevar a cabo una comunicación de alto contexto, muy técnica, mientras que en Estados Unidos se prefiere una comunicación de bajo contexto que facilite la comprensión de la información.

Y, ¿qué deberías hacer con todo lo que aprendas? Llevarlo a tu cadena de valor. Tener en cuenta esas diferencias para que tu negocio en el exterior funcione como lo espera el cliente local. Esto implica desde los contenidos que debes traducir, la forma de expresarte o la puntualidad de tus entregas. Por ejemplo, hay países ‘acostumbrados a llegar tarde’ en los que entregar el producto un día tarde puede no tener impacto, y otros, en los que ese retraso puede ser letal si tus clientes te perciben como un proveedor poco fiable.

Respetar la forma de relacionarse interpersonalmente

Las relaciones interpersonales son básicas tanto en nuestra vida personal como en nuestra vida laboral. Si tienes que cerrar negocios en persona, también debes tener en cuenta cómo espera la persona local que te comportes.

Existen países con culturas neutrales, por lo que las personas tienden a no abrirse a los demás y parecer fríos, sobre todo en el ámbito empresarial -Reino Unido, Japón, por ejemplo-.

También existen las llamadas culturas afectivas -Estados Unidos e Italia, por ejemplo-, donde las personas tienden a demostrar sus sentimientos abiertamente.

Esto te debe llevar igualmente a adaptar tu comunicación. Y aprender a interaccionar de forma adecuada. Un consejo que te puede ser de utilidad es prestar atención al medio, a las señales, a cómo se comportan otros. Lo que se conoce como When in Rome, do as the Romans o Donde fueres, haz lo que vieres.

Dominar los tiempos

Esto no solo significa conocer los husos horarios en los que se encuentra la otra persona cuando se planifica una reunión, por ejemplo, online.

Superar la barrera cultural en los negocios también implica que hay que tener en cuenta en qué horarios realiza cada cultura sus rutinas. De esta forma, podemos adaptar los horarios de trabajo, cuándo se realiza una campaña publicitaria o cuándo no deberías hacer una llamada porque la otra parte está ya fuera de la oficina.

Otro punto importante es conocer la importancia del tiempo en esa cultura. ¿Qué significa esto? En las culturas secuenciales el tiempo vale más que el oro, es decir, las reuniones son un formalismo y un compromiso. La gente no quiere que les hagas perder su tiempo. Sin embargo, en las culturas sincrónicas, se tiende a ser más flexible con el tiempo y las reuniones no suponen un compromiso, sino una parte muy importante de la negociación.

Conocer las diferencias a nivel local

Implicarte en conocer la actualidad de cada país o zona, días festivos, fiestas significativas, tendencias en el mercado, etc. también te permitirá una comunicación más fluida y un mejor desempeño a nivel empresarial para evitar errores y detectar oportunidades.

Por ejemplo, imagina lanzar un producto el día que en que todo un país está festejando en familia sin prestar atención a los medios en los que estás comunicando el lanzamiento o cuando estalla una crisis política… puede ser un desastre.

La plataforma de Gear Translations te permite hacer traducciones coherentes con tu marca y el contexto de negocio. Nuestro equipo de traductores trabaja con herramientas tecnológicas para mantener la consistencia de los textos, emplear vocabulario específico y hacer que todas las traducciones en cualquier idioma mantengan un estilo comunicacional propio y cercano.

Calcula ahora tu primer presupuesto y comienza a construir una sólida comunicación para superar la barrera cultural en los negocios.