Qué traducir para internacionalizar tu negocio

Internacionalizar tu negocio depende de tu capacidad para hacerte entender en el mercado objetivo a alcanzar. La traducción es un elemento crucial de tu estrategia de internacionalización. Te contamos a qué material no le puede faltar una correcta traducción si estás pensando en atacar un mercado extranjero.

Índice

Internacionalización Marketing de contenidos Traducción PYMEs

Que-traducir-para-internacionalizar-tu-negocio.jpg

Si estás pensando en internacionalizar tu negocio, debes tener en cuenta el idioma de tu público objetivo. Para vender tus bienes o servicios necesitarás que las personas de ese mercado internacional al que apuntas, entiendan lo que haces. Esto requerirá una adaptación de contenidos, materiales y documentos a otros idiomas.

Adaptando tu material comercial podrás alcanzar tu objetivo de captar el interés de ese cliente extranjero al que persigues. Así mismo, tendrás que priorizar ese esfuerzo de comunicación con el mercado extranjero de modo que no se convierta en un esfuerzo residual sin efecto sobre tu estrategia comercial.

Pero la necesidad de entenderte con el mercado extranjero objetivo no termina simplemente con las traducciones de tus contenidos de marketing y ventas. Entregar tus servicios o productos al cliente extranjero, va a depender también de que consigas comunicarte con diferentes actores del ecosistema del país extranjero.

Una comunicación adecuada, puede significar la diferencia en muchos aspectos:

  • Alcanzar clientes en el nuevo mercado objetivo.
  • Entenderse con agencias gubernamentales del país foráneo.
  • Entenderse con proveedores o agentes de tu cadena de distribución en el exterior.
  • Adquirir financiación o insumos.

Existen 3 grupos de contenidos, documentos y material, que requerirán de una traducción impoluta. Vamos a comentarlos en este artículo.

¿Qué traducir para internacionalizar tu negocio?

Aunque son muchos los documentos que traduciremos en la ejecución de nuestra actividad internacional, existen tres grupos de crucial importancia y que abarcan la mayoría de documentos necesarios para llevar a cabo nuestra actividad económica:

1. Material comercial

En una empresa que quiere expandirse e internacionalizarse, es de vital importancia darse a conocer. ¿Cómo se suele conseguir esto? De diversas formas, entre las que cabe mencionar:

A fin de hacerse un hueco y mostrar nuestros productos o servicios a posibles clientes potenciales, es necesario que nuestro material comercial hable su idioma.

Es clave tener en cuenta que una traducción pobre, incorrecta o en un tono inadecuado, puede generar desconfianza en el posible comprador.

Una buena medida para evitar material comercial pobre en un idioma extranjero, es contar con traductores especializados que nos permitan mantener una línea de comunicación y marketing en los mercados internacionales, como si de nuestro mercado local se tratase.

Es importante también hacer mención especial de los casos en los que vendemos nuestros productos a través de distribuidores. La calidad de nuestro marketing en un idioma extranjero afectará el desempeño de nuestros distribuidores internacionales.

Traducir para internacionalizar nuestro negocio pasa pues por ofrecer no sólo material de calidad a nuestros clientes, sino también, a todos los agentes de nuestra cadena de distribución comercial.

2. Material de producto

Algo que puede decantar la balanza sobre una nueva venta o hacer que un cliente extranjero vuelva a confiar en nosotros nuevamente, es nuestra capacidad para prestar un buen soporte o servicio post venta.

Por supuesto, un buen soporte o servicio post venta requiere que ofrezcamos al cliente toda la información que necesita para usar nuestro producto y que dicha información le resulte fácil de entender en su idioma.

Imaginaos que compráis un nuevo electrodoméstico vía online, y que cuando lo recibís, ¡las instrucciones sólo están en chino! Probablemente, terminaréis haciendo la devolución del producto comprado.

Por ello, es fundamental traducir material o documentos como:

  • Etiquetas.
  • Manuales de uso.
  • Instrucciones de seguridad.
  • Información en el packaging, etc.

Por supuesto, en muchos casos, esto no será simplemente un tema de servicio o un tema comercial. Recordad que, en muchas ocasiones, tener información en el idioma nacional es un requisito impuesto por las leyes de consumo del país en el que ofrecemos nuestros productos.

Pero, ¿cómo adaptar tu material de producto sin perder la identidad de tu marca y utilizando el vocabulario de tu sector? La externalización de este servicio a una empresa que cuente con traductores técnicos de cada sector será la clave para acertar con el uso de los términos de la industria.

3. Documentos legales y contratos

Finalmente, siempre que queremos poner en marcha una actividad económica, surge la necesidad de tramitar una serie de documentos legales que declaren la naturaleza, idoneidad e integridad de nuestro negocio, como por ejemplo:

  • Contratos de clientes.
  • Contratos de alquiler.
  • Facturas, albaranes y otros documentos asociados.
  • Contratos con distribuidores u otros socios locales en el extranjero.
  • Documentación de impuestos en el extranjero.
  • Certificados en general.
  • Pólizas de seguros, etc.

Especial mención debe hacerse a los contratos de prestación de servicios. Una buena traducción puede evitarnos costosos procesos jurídicos en tribunales extranjeros.

¿Cómo conseguir estos documentos y materiales de calidad en un idioma extranjero?

Para llevar a cabo una traducción sin errores, especializada y profesional de estos documentos tan importantes para realizar nuestra actividad económica, es recomendable el uso de servicio de traducción profesional.

Gracias a las nuevas tecnologías, conseguir una traducción de calidad es hoy en día mucho más fácil y rápido. En Gear Translations, por ejemplo, puedes subir a nuestra plataforma el texto que deseas traducir y obtener tu presupuesto de forma rápida y sin haberte movido de la oficina.

Además, hoy en día es mucho más económico contar con material de calidad bien traducido a una lengua extranjera. Por ejemplo, ahora es posible reutilizar contenidos que suelen ser recurrentes en nuestros documentos, de forma que se ahorren costes en la traducción. Además, este método permite también mantener la consistencia en nuestras traducciones.

Recuerda que si quieres traducir para internacionalizar tu negocio, puedes registrarte gratuitamente en la plataforma de Gear Translations y explorar todas las funcionalidades que ofrece.