Cómo traducir con éxito un sitio web

¿Qué tenemos que tener en cuenta para asegurar la comunicación efectiva con mercados extranjeros?

Índice

Internacionalización Marketing de contenidos Traducción PYMEs

jigodhsg.png

El mundo es un lugar pequeño, y nada mejor que un sitio web para probarlo. Gracias a la web, la mayoría de las barreras para alcanzar nuevos mercados se han evaporado, menos una: los idiomas. Un sitio web exitoso es aquel que dialoga con los consumidores extranjeros de cada uno de los países con los cuales queremos generar negocios. Los idiomas con más presencia online en orden de importancia son: _inglés, chino, español, japonés, portugués, alemán y árabe. ¿Qué tenemos que tener en cuenta para asegurar la comunicación efectiva a través del sitio web?

Hay puntos previos a considerar a enviar el texto a traducir, que nos van a evitar futuros inconvenientes. Una de las claves es entender que cuando se traduce el sitio web, lo que estamos trabajando es un texto con código de programación, imágenes, archivos dinámicos, etc. El desarrollador del sitio agradecerá estar al tanto desde el inicio de que lo que se pretende es generar a futuro un sitio multilingüe, ya que el desarrollo varía si cada texto que se ve en el sitio va a ser único o, por ejemplo, tener tres versiones.

Además, es importante que los espacios para texto del sitio sean dinámicos y se ajusten a la extensión del texto automáticamente, ya que, por ejemplo, un texto en español es un 20% más extenso que un texto en inglés. O un texto en árabe se lee de derecha a izquierda, o sea que la alineación del texto va a variar. La codificación del sitio también tiene que ser compatible con los distintos caracteres de los diferentes idiomas. Y por último, cuanto menos texto esté en formato de imagen, mejor. De esta manera, se ahorran costos de diseño en la traducción ya que si el texto es editable, simplemente se sobrescribe y no es necesario rediseñar la imagen.

En cuanto al proveedor de servicios de traducción a contratar, es importante que verifiquen si trabaja con memorias de traducción que faciliten las actualizaciones de la web; que el proceso de traducción cuente no solo con traductores sino también con el asesoramiento de redactores creativos, que generen textos amigables y atractivos en las distintas culturas; y que cuente con experiencia en traducción de sitios web, lo cual asegura que el equipo de lingüistas entiende lo que es un código fuente y sabe traducir el texto embebido sin modificar el código.

Por último, para asegurar la calidad, una vez realizado el proceso de traducción y adaptación de los textos del sitio a otras culturas, es necesario auditar el texto online previo al lanzamiento. De esta manera se pueden modificar textos que en el formato de código no son del todo claros o no se entiende bien cómo se van a mostrar.

Y si aún después de leer todo lo que hay que tener en cuenta al momento de internacionalizar un negocio se les cruzó por la cabeza usar los traductores automáticos online “especializados” en la traducción de sitios web, simplemente los invitamos a reflexionar sobre el hecho de que el sitio es el primer interlocutor con el que se encuentran los clientes potenciales del exterior, ¿contratarías a un ejecutivo de ventas que no supiera expresarse correctamente para presentarle las ventajas y cualidades de tu producto o servicio a un cliente potencial? Piénsalo, es lo mismo.

Hay más puntos a tener en cuenta a la hora de gestionar contenido multilingüe y comenzar a dialogar con mercados extranjeros, por eso, descarga nuestro Ebook en el que exploramos los Primeros Pasos en la Internacionalización de tu Negoci y entérate de todos los puntos a tener en cuenta. ¡Buenos negocios para todos!